agosto 2020

Tengo razón cuando la tengo y cuando no, también

¿Por qué necesitamos tener siempre la razón? ¿Por qué discutimos sobre cosas absurdas? Queremos tener la razón incluso cuando no discutimos, cuando simplemente nos pasa un pensamiento por la cabeza y lo recogemos para darle mil vueltas y adaptarlo a nuestra razón. Querer tener la razón es el resultado de uno de nuestros mecanismos de supervivencia. Y eso es así porque nuestro cerebro necesita almacenar los recuerdos bajo un mismo patrón.… Leer más »Tengo razón cuando la tengo y cuando no, también

Prisas sin estrés igual a estrés con prisas

Dice la sabiduría popular “Vísteme despacio, que tengo prisa” o “Las prisas no son buenas consejeras” y por si acaso, nos cuenta la fábula de la tortuga y la liebre. Ya sabemos que las prisas generan estrés y que comentemos errores cuando vamos corriendo, pero también lo hacemos cuando creemos que no corremos, cuando no vamos con prisas, a veces cuanto menos trabajo tendemos más nos equivocamos. ¿Quieres saber por… Leer más »Prisas sin estrés igual a estrés con prisas